Trifolium repens (trébol blanco) para un jardín tupido

Características principales del Trifolium repens o trébol blanco

En algunas ocasiones, el Trifolium repens, también denominado trébol blanco, se puede convertir en nuestro mejor aliado en nuestro jardín, ya que sólo o en combinación con otras especies cespitosas, es capaz de formar una superficie tupida, con bunas resistencias, y de bajo mantenimiento para el jardín. Sus características principales son las siguientes:

Es de fácil implantación y debido al pequeño tamaño de la semilla la siembra debe hacerse muy superficial.

No soporta la sombra prolongada ni las sequías.

Es una planta perenne de 10 a 50 cm de altura con tallos rastreros y enraízantes.

Es capaz de adaptarse a una gran diversidad de climas y suelos, estando presente en toda la Península Ibérica, aunque el óptimo es un clima templado-húmedo con escasas sequías.

Requiere humedad para su crecimiento y buenos niveles de fósforo y potasio presentes en el suelo.

Mantenimiento del Trifolium repens

Para mantener el Trifolium repens en perfecto estado, hay que evitar las zonas de sombra total y los largos periodos de falta de agua. 

Una vez establecido, forma una superficie densa que limita la aparición de malas hierbas.

Variedades y otras familias de Trifolium

Semillas Dalmau pone a tu disposición la variedad Huia de Trifolium repens, aunque se completa el catálogo con otras familias de Trifolium, como es Incarnatum o Pratense no disponibles por el momento en nuestra página web:

Huia

Es adecuado para jardinería rústica y una buena alternativa al césped cuando se buscan variedades de bajo mantenimiento.

Su dosis de siembra recomendada está entre 15 y 20 gramos el metro cuadrado.

trifolium repens o trébol blanco
Compartir en las redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest