Jardín sostenible con césped

Podemos decir que un jardín sostenible es aquel que respeta el entorno en el que se integra y para el que en su mantenimiento, se requiere un consumo responsable de los recursos naturales disponibles. Para poder cumplir estos requisitos, deberá esta compuesto de plantas autóctonas o aquellas que presenten una gran adaptación a la climatología local.

¿Es posible tener un jardín sostenible con césped?

La respuesta es clara, sí es posible tener un jardín sostenible con césped. La elección de las especies más adecuadas para las condiciones de nuestro jardín, se antoja como el detalle diferenciador que hará que podamos mantener de manera sostenible el mismo, haciendo un uso responsable de los recursos.

jardin-variedades-c4-sostenible

Especies de césped recomendadas para un jardín sostenible

El proceso de selección de la especie de césped adecuada para el jardín es un momento crítico, puesto que históricamente se ha asociado el uso de césped en el jardín como un sinónimo de mayor consumo de recursos, sobre todo de agua de riego. Sin embargo, la realidad puede ser muy diferente si somos capaces de escoger la variedad perfecta. El proceso de selección debe dar respuesta a varias preguntas para finalizar identificando a una variedad de césped concreta como perfecta para nuestro jardín sostenible:

¿Cómo es el clima en la localización que estará el jardín?

Distinguimos dos tipos de climas en lo que se pueden encontrar variedades de césped completamente adecuadas en la Península Ibérica. Las zonas de clima cálido y la zona de transición (puedes conocer más de estas zonas en esa entrada del blog).

Por regla general en la zona denominada de clima cálido, las especies mejor adaptadas serían las llamadas C4 (Cynodon dactylon, Paspalum, Zoysia, Pennisetum clandestinum), teniendo en cuenta que las condiciones de cada localización pueden variar por la cantidad de sol que recibirá el jardín, el agua disponible o la finalidad misma del jardín (uso ornamental con poco tránsito o jardín para uso recreativo con tránsito frecuente).

¿Con qué medios cuento para el mantenimiento del jardín?

Es necesario evaluar los medios de los que dispongo para el cuidado del jardín. Por ejemplo habrá especies que requieran un tipo de corte en la siega diferente a otras, en este caso el tipo de cortacésped del que dispongamos nos podría limitar (rotativo o helicoidal).

Los cortacésped helicoidales son los utilizados en campos de golf para aquellos cortes que requieren mayor precisión y menores alturas. Producen un menor estrés a la planta, puesto que no produce arrancamientos y la superficie de corte en la hoja es mucho más definido.

Los cortacésped rotativos son los más accesibles en lo económico, pero lamentablemente no serán los adecuados a utilizar con especies como Zoysia o Agrostis, las cuales requieren un cuidado mucho más exhaustivo.

¿Cómo es el agua de riego y el suelo sobre el que estará mi jardín?

El agua de riego es un factor limitante por varias circunstancias para el mantenimiento de un jardín con césped, por lo tanto será necesario valorar los siguientes factores referentes al agua:

¿Cuál es el nivel de precipitaciones de la zona? Si hay un aporte de agua constante por la lluvia, los riegos se reducirán de manera significativa.

¿Cómo es el  agua de la que dispongo para regar? La calidad del agua disponible para el riego también influirá en la elección de semillas para sembrar en nuestro jardín. Especies como el Paspalum vaginatum o el Pennisetum clandestinum poseen una mayor tolerancia a la calidad del agua de riego que otras especies.

¿En qué época del año quiero que esté verde?

Este punto es primordial, puesto que no existe ninguna especie de césped que pueda estar siempre perfecta. El ciclo vegetativo natural de todas las plantas, requiere que haya momentos en los cuales se reduzca el crecimiento y pierda cualidades y otros en lo que la planta mostrará su mejor esplendor, con su mejor color y máximo crecimiento.

Hay que saber convivir con los periodos en los que las diferentes variedades entran en latencia y adquieren un color más apagado o incluso pajizo. En estos casos, la planta no habrá muerto sino que, de manera natural, administra sus recursos para poder reverdecer nuevamente en primavera. Este es el motivo de que se suelan usar mezclas de distintas variedades con periodos vegetativos contrastados, sin embargo en el caso de jardines sostenibles, es preferible asumir la belleza de la planta incluso en periodos de latencia.

Si somos capaces de dar respuesta al menos a estas preguntas, la selección de variedades será más sencilla y habremos dados los primeros pasos hacia el éxito en el establecimiento de un jardín de césped sostenible.

jardin-de-cesped-con-semillas-dalmau

Mantenimiento del jardín de césped sostenible

El aprovechamiento de los recursos disponibles es básico para el mantenimiento de un jardín sostenible, así como realizar las labores necesarias para permitir que el césped esté preparado para combatir de manera natural con las enfermedades que aparezcan (aquí tienes una guía para saber identificarlas y realizar las labores de mantenimiento necesarias en cada caso). 

Es equivocado pensar que un jardín sostenible no requiere ningún tipo de mantenimiento, ya sea en trabajo (siegas, aireación, pinchado…) o en aportación nutricional (fertilización o riego). Será necesario en todo caso seguir un plan completo de mantenimiento que, debido al uso de especies mejor adaptadas a las condiciones de su entorno, estarán mejor preparadas para subsistir en perfectas condiciones.

 

Compartir en las redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest